Cómo solucionar la eyaculación precoz

Hasta donde sé, nadie ha muerto por eyaculación precoz, sin embargo, sé también que padecer este problema es como estar muerto, al menos en lo que a tener buen sexo se refiere. Y es por eso que hoy voy a hablarte de cómo solucionar la eyaculación precoz.

Pues yo, con ayuda de un método muy efectivo, he podido librarme de este problema que nos tuvo sufriendo a mí y ami pareja por mucho tiempo.

consejos para solucionar la eyaculación precoz

Cómo solucionar la eyaculación precoz definitivamente

Lo primero que debes saber si buscas solucionar este problema es que según la causa del mismo puedes solucionarlo o no. Por ejemplo, si tu eyaculación precoz se debe a un trastorno físico provocado por una enfermedad o accidente, difícilmente podrás curarte de esta forma.

Pero la mayoría de casos se deben a otras causas, y aquí te enlistaré primero varias de ellas antes de pasar a hablar de cómo acabar con este problema.

Encontrando la causa de la eyaculación precoz

Hay muchas causas que pueden provocar la eyaculación precoz, algunas pueden ser propias del psique, mientras que otras son causas biológicas.

Algunos hombres padecen eyaculación precoz por el simple hecho de estar estresados. El estrés es uno de las causantes de la eyaculación precoz de los que más casos se conocen.

Otro factor también puede ser poca experiencia sexual. Esto se supera por medio de explorar el cuerpo y las zonas erógenas.

La eyaculación precoz también puede deberse a padecer de otros problemas relacionados con las hormonas, como defectos en la tiroides y las glándulas suprarrenales, por ejemplo.

Consumir alcohol y tabaco de manera bastante recurrente puede provocar este problema al igual que también produce disfunción eréctil.

Los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel han sido desarrollados para que las personas que sufren de incontinencia puedan mejorar a través de adquirir un mayor control sobre los ciertos músculos.

Uno de los músculos que más se ve involucrado es el músculo pubococcígeo. Si tú logras controlarlo mejor, también puedes mejorar tu eyaculación precoz a tal punto de solucionarla.

Es necesario, por tanto, que conozcas cómo ejercitar este músculo, pero también saber dónde se encuentra. Lo puedes detectar si vas al baño a orinar.

Al hacerlo, siente cómo en el suelo de la pelvis, entre tu ano y testículos, hay una contracción. Ese será tu músculo pubococcígeo actuando. Después intenta contraerlo sin necesidad de orinar.

Ejercitar el músculo PC

como ejercitar el músculo pubococcigeo
Ejercicios de kegel para el músculo pc

Este músculo también es conocido como músculo PC. Y ahora que sabes dónde se sitúa, tienes que comenzar a ejercitarlo para ir teniendo mayor control sobre él.

La forma de ejercitarlo es sencilla, pues bastará con que lo contraigas por 6 segundos y lo relajes por un momento (1 segundo). Deberás repetir esta contracción y relajación varias veces hasta lograr unas 30 repeticiones.

Durante el proceso respira lentamente, vuélvete consciente de cómo haces para contraer el músculo PC. Realiza hasta 3 series durante el día.

Realiza este ejercicio a diario. Puedes ir aumentando la dificultad del ejercicio prolongando más el tiempo que mantienes contraído el músculo.

La masturbación controlada

Aparte de los ejercicios de Kegel, puedes aprovechar la masturbación para aprender a evitar la eyaculación precoz. La forma de hacerlo es masturbándote hasta llegar al punto en el que quieres eyacular.

En ese momento tendrás que parar de masturbarte y, de esa manera, intentar no eyacular. No es algo sencillo de lograr a la primera, pero por ello debes estar tranquilo al momento de practicar. Busca un lugar privado en el que nadie te molestará cuando te masturbes.

Practica varias veces este ejercicio, ya que la idea es que después de detener una vez la eyaculación vuelvas a comenzar a masturbarte para volver a detenerla. Serán varias repeticiones las que podrás hacer, pero no olvides que al final de la sesión tendrás que eyacular, pues si no lo haces te dolerá más tarde el abdomen.

Respirar de forma correcta

Partiendo de las causas que te pueden provocar la eyaculación precoz, evitar el estrés te puede ayudar mucho, y para lograrlo la respiración consciente te vendrá muy bien.

Este ejercicio se trata de lograr una respiración que te permita entrar en serenidad en todo momento, es algo muy sencillo que puedes aplicar en toda ocasión que sientas que los nervios te pueden.

Para hacer esta respiración, toma aire por la nariz de manera lenta. Siente cómo al entrar, este llena tus pulmones desde la parte más baja (tu abdomen se irá expandiendo, si lo estás haciendo bien).

Después de llenar los pulmones a su capacidad máxima, mantén el aire por unos 3 o 4 segundos para proceder a expulsarlo lentamente, siempre por la nariz. Siente esa relajación que te permite ese ejercicio.

Al  hacerlo varias veces te sentirás más tranquilo, pues esta forma de respirar te permite liberar diversos compuestos que se asocian con la tranquilidad, como la serotonina, por ejemplo.

Te recomiendo practicar este ejercicio a diario. Lo mejor es que se vuelva tu forma de respirar. Intenta que siempre que respires tu pecho no se expanda ni tus hombros se vayan para arriba.

Para eso tendrás que respirar llevando el aire hasta la parte baja de tus pulmones y, como consecuencia, tu abdomen se expandirá.

Detener la eyaculación

Todos los ejercicios de que te he hablado tienen que combinarse, a fin de que lo que aprendas por medio de ellos lo apliques para detener la eyaculación precoz en el encuentro sexual con tu pareja.

Detendrás la eyaculación si logras controlar tu músculo PC y respirar siempre de forma correcta. Esto lo puedes aplicar en la masturbación controlada antes de aplicarlo en el sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *