Consejos faciles para controlar la eyaculacion precoz

La eyaculación precoz es el problema sexual más frecuente del siglo.

Básicamente, este problema se refiere a la eliminación de los espermatozoides poco después del debut del contacto sexual, por desgracia, esto ocurre a pesar del deseo del hombre.

A pesar de que algunos podrían asociar la eyaculación precoz con la juventud y falta de experiencia sexual, este problema puede aparecer a cualquier edad, independientemente de los antecedentes y la experiencia sexual.

Sin embargo, es cierto que la experiencia sexual implica menos control sobre el propio cuerpo,  también es un hecho que pudiera causar la eyaculación precoz.

Controlar la eyaculación precoz

Pero ¿qué puedes hacer para controlar la eyaculación precoz? Bueno, lo primero que hay que hacer es evitar el pánico. La eyaculación precoz ha sucedido, al menos una vez, en cada hombre del planeta. En segundo lugar, debes saber que todo empieza y termina con el auto-control.

Pero para ser capaz de controlar la eyaculación precoz, es necesario tener dos habilidades específicas: la capacidad de identificar tus sensaciones físicas (el momento culminante próximo, gustos y disgustos) y la posibilidad de modificar tus acciones sexuales.

Por lo tanto, lo primero que hay que hacer para controlar la eyaculación precoz es concentrarte en varios estimulantes sexuales durante el acto sexual. Averigua sobre tus respuestas corporales y de la misma manera, trata de identificar el momento exacto en que la eyaculación se vuelve incontrolable para ti, es decir, el momento en que se acerca el orgasmo.

Después de experimentar esta concentración un par de veces, estás listo para ir al siguiente nivel, con el fin de disfrutar de la eyaculación. Este paso implica la desaceleración, y literalmente es desaceleración.

Más precisamente, cuando se siente el clímax estarás enfocado (y debe ser antes del momento en que la eyaculación se vuelva incontrolable), es necesario realizar movimientos más lentos o, si crees que es necesario, puedes detenerte por unos segundos.

Con el fin de controlar la eyaculación precoz en este punto, es mejor estar en en estado de autocontrol, lo que significa que debes frenar tus movimientos y no los de tu pareja, explicarle el proceso de ralentización a tu pareja, con el fin de ayudar a controlar la eyaculación precoz.

Pero tu clímax y la eyaculación precoz no necesariamente dependen de la intensidad del acto sexual. Tú podrías descubrir que tu eyaculación precoz es causada por una posición determinada, por un cierto toque de tu pareja o por los ruidos que ella hace.

Por lo tanto, en estos casos, controlar la eyaculación precoz es fácil: simplemente evita hacer esos movimientos específicos o la realización de tales elementos concretos con el fin de controlar la eyaculación precoz.

Lo importante de estas técnicas es que pueden tener un efecto reversible. Lo que significa que serás capaz de dominar tu orgasmo, y en algunos casos, puede ser que desees disfrutar de la eyaculación precoz (cuando no se tiene tiempo, por ejemplo). Por lo tanto, sigue estos consejos para controlar la eyaculación precoz, mientras disfrutas del acto sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *