Ejercicios para evitar la eyaculación precoz

Los ejercicios para evitar la eyaculación precoz pueden funcionar y pueden no hacerlo. Todo depende de si los haces a diario de la forma correcta.

Yo mismo los he usado y, por tanto, puedo asegurarte que después de hacerlos unos cuantos días se vuelven algo habitual en tu rutina diaria.

ejercicios para evitar la eyaculación precoz

Además, no solo te daré los ejercicios que debes hacer, también te diré cómo aplicarlos al momento de detener la eyaculación, que es el único propósito para que hagas estos ejercicios. Así tendrás una buena razón para hacerlos.

Ejercicios para evitar la eyaculación precoz

Gracias a tu cerebro, con tu cuerpo puedes aprender muchas cosas nuevas y también desaprender cosas que ya sabes. Puedes aprender cómo evitar la eyaculación precoz y desaprender a eyacular precozmente.

Con los siguientes ejercicios sabrás hacer ambas cosas. Solo necesitarás algo de disciplina y te aseguro que después de muy poco tiempo notarás grandes mejoras.

El músculo pubococcígeo

como ejercitar el músculo pubococcigeo
Ejercicios de kegel para el músculo pc

El músculo pubococcígeo también conocido como músculo PC, y se encuentra entre los testículos y el ano. Su función es simple en lo referente a la eyaculación. Este músculo se encarga de, con ayuda de la presión abdominal, permitir la eyaculación.

También sirve para poder orinar, por lo que si te diriges al baño en este momento y orinas, notarás la contracción de este músculo en esa zona que te indico.

No necesitas orinar para poder contraerlo, el músculo PC puede ser ejercitado para acabar con la eyaculación precoz. A continuación te diré cómo hacerlo.

Cómo ejercitar el músculo PC

La forma de ejercitar este músculo si eres principiante es muy sencilla, consiste en contraerlo y relajarlo. Los ejercicios de Kegel son los ejercicios que te ayudarán mucho a tener un músculo PC bien entrenado.

La razón por la que debes entrenarlo es para lograr un mayor control sobre él. Más adelante verás qué tan importante es tener control sobre este músculo, ya que es una de las claves para evitar la eyaculación precoz.

Ejercicios de Kegel para el músculo PC

El primer ejercicio que deberás hacer consiste en contraer y relajar el músculo PC. Si has hecho lo que te he indicado para encontrar el músculo, no deberías tener problemas en contraerlo sin orinar ni en detectarlo.

Contrae el músculo PC y mantenlo así por 6 segundos. Respira lentamente durante el proceso. Luego de que pasen los 6 segundos, relaja el músculo por 1 segundo y vuelve a repetir. Se trata de que realices una serie así como lo harías si estuvieras entrenando pesas. Lo ideal es que llegues hasta 30 repeticiones, pero si no sientes que lo lograrás, intenta al menos 20 repeticiones.

Cuando vayas dominando este ejercicio, según lo vayas haciendo todos los días, empezarás a notar que se vuelve fácil, lo que será una buena señal. Entonces, necesitarás hacerlo un poco más difícil, y para ello te vendrá bien la siguiente variación.

Toma una toalla pequeña y ponla sobre tu pene cuando este se encuentre erecto. La idea es que la toalla sea un peso para mantener abajo tu pene y tengas que levantarlo contrayendo tu músculo PC.

Respiración para aguantar más haciendo el amor

Otra cosa que es muy importante en las técnicas para evitar la eyaculación precoz es la respiración. Sin respirar correctamente, no tienes control sobre muchas funciones de tu cuerpo y lo más seguro es que ni siquiera puedas detectar cuándo estás a punto de eyacular, por lo que es necesario que tu respiración sea consciente y así lograrás que todo lo demás sea más fácil de percibir para ti.

La forma de hacerlo es inspirando aire lentamente por la nariz. Recuerda, de manera lenta, no tienes por qué ir con prisa. Se trata de que sientas cómo el aire va llenando tus pulmones desde la parte más baja de tus pulmones hasta llenarse casi por completo. Notarás que tu abdomen se expande y, si no es así, puedes acostarte para que se te haga más fácil.

Mantén un momento el aire en tus pulmones y siente cómo esto te relaja y, para que te sientas aún más relajado, expira lentamente por la nariz. Tu objetivo con este tipo de respiración, que es la correcta, por ahora será mantenerte consciente de cómo respiras y comprobar que de esta forma te puedes relajar. Por ello es importante que la practiques a diario hasta que se convierta en tu forma habitual de respirar.

Detener la eyaculación precoz

La próxima vez cuando estés a punto de eyacular, puedes irte fijando en que tu abdomen necesita contraerse para que puedas eyacular, y de igual forma ocurre con tu músculo PC. Ellos te brindarán la tensión necesaria para poder expulsar el semen. Pero, ¿qué pasaría si estos no logran contraerse? Pues, efectivamente, evitarías la eyaculación precoz.

Así que tu meta es ahora detener la eyaculación precoz aplicando lo que te he explicado. La respiración que te expliqué te ayudará a que inspires en el momento que sientas que quieres eyacular, lo que hará que tu abdomen se expanda y, por ende, no se contraiga involuntariamente. En ese mismo momento tomarás el control sobre tu músculo PC y evitarás también que este se contraiga involuntariamente.

Puede ser difícil en un principio, sobre todo si no has practicado los ejercicios anteriores. Pero te aseguro que llevando a cabo estas instrucciones paso a paso podrás evitar la eyaculación precoz de forma fácil, todo es cuestión de práctica. Puedes practicarlo con la masturbación antes de aplicarlo a tu próximo encuentro sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *